Actualidad, Asamblea, Noticias

El Polo Democrático Alternativo en Antioquia se pronuncia sobre la crisis político administrativa del departamento

El Comité Ejecutivo Departamental del partido de oposición, su ex candidato a la Gobernación y su Diputado, expresan que Antioquia merece una Gobernación digna y libre, ante suspensión del cargo y privación de la libertad, considera conveniente la renuncia del doctor Gaviria, incluso en el caso de que la Corte le levante la medida de aseguramiento, de tal forma que pueda dedicarse a su defensa y solicita al Presidente de la República impulsar la convocatoria a nuevas elecciones para Gobernación

En un documento político aprobado por el Comité Ejecutivo Departamental del POLO en Antioquia, y suscrito también por el ex candidato a la Gobernación Felipe Palau y por el Diputado de la Asamblea Luis Peláez, se hace un pronunciamiento sobre la crisis político administrativa por la que atraviesa el Departamento.


Solicita que se le garantice el debido proceso al Gobernador suspendido y detenido, califica de inconveniente el unanimismo de la dirigencia antioqueña sin considerar la gravedad de las acusaciones que sustentaron la captura, aparte de la opinión sobre si la decisión de la Fiscalía pueda considerarse exagerada o no.

Expresa que esta situación no la merecen los habitantes de nuestro Departamento, es fruto de la insistencia de mantener en la dirección del mismo a una clase política decadente ligada a la minoría que ha malgobernado a Colombia por décadas, profundizado su dependencia, endeudamiento, atraso y desigualdad.

En el documento también le solicita al mandatario su renuncia, incluso si logra que la Corte Suprema le levante la medida de aseguramiento, para dedicarse a preparar y atender su defensa jurídica y de esta forma permita que el Gobierno nacional prepare y convoque a la primera ocasión que la pandemia del Covid-19 lo permita, nuevas elecciones que permitan un mandato fresco, digno y libre para nuestro Departamento.

 

ANTIOQUIA MERECE UNA GOBERNACIÓN DIGNA Y LIBRE

Declaración del Comité Ejecutivo Departamental PDA Antioquia

Medellín, 14 de junio de 2020 

Ante suspensión del cargo y privación de la libertad del Gobernador Aníbal Gaviria Correa, por el interés superior de Antioquia y el bien común de las y los antioqueños, el Polo Democrático Alternativo PDA considera conveniente la renuncia del doctor Gaviria, incluso en el caso de que la Corte Suprema de Justicia le levante la medida de aseguramiento, para que pueda dedicarse a ejercer su derecho a la defensa sin interferir con la actividad de gobierno y solicita al Presidente de la República impulsar la convocatoria a nuevas elecciones para Gobernación. En congruencia, llama a la sociedad antioqueña a dejar atrás la contracultura de tapen-tapen y avanzar hacia un nuevo pacto social por #AntioquiaVIVA


El Polo Democrático Alternativo PDA es el partido de la gente que lucha en defensa de nuestro Estado social de derecho y a favor de un gran pacto nacional por un nuevo país, soberano, democrático y próspero donde el sol brille para todas y todos por igual.


En la pasada campaña a la Gobernación de Antioquia, convergimos en la #CoaliciónPorAntioquia de la política alternativa y las ciudadanías libres, junto con el partido Colombia Humana-Unión Patriótica. Impulsamos con decisión la candidatura de Felipe Palau, en función del Programa de Gobierno #AntioquiaVIVA, que por su apuesta ético-política reflejó el ideario de unidad del PDA: una propuesta de cambio desde el buen vivir, por el bienestar social con buen gobierno, para el bien común de las y los antioqueños.


El Programa también consignó nuestro descarnado diagnóstico: llegando al 2020 Antioquia está lejos ser la mejor esquina de América. Evidentes injusticias sociales, recurrentes violencias, brechas educativas, inequidad económica y crisis ambiental, son el fracaso de una dirigencia que extravió el rumbo y fue inferior al reto histórico de las últimas décadas. Una cúpula ligada íntimamente a un régimen nacional que postró al país, entregando nuestra soberanía, desmontando el aparato productivo industrial y agrario, con endeudamiento galopante y retroceso de los derechos democráticos de la población.


La alternativa planteada fue específica e inspiradora: avanzar hacia una #AntioquiaVIVA renovando un gran pacto de construcción social de futuro urbano-regional. Se planteó entonces concertar una prospectiva visión al 2050, 9 Planes Subregionales de Desarrollo Sostenible al 2030 (ODS) y un Plan de Desarrollo Departamental 2020-2023, como una potente PISTA de transformación (Paz, Inclusión, Seguridad, Transparencia y Ambiente armónico), articulada con los 125 Planes de Desarrollo de los Municipios de Antioquia.

En los debates, entrevistas y diálogos sociales durante la campaña Palau Gobernador, el candidato sustentó los beneficios de nuestra propuesta ético-política y programática. Además, con serenidad y firmeza, siempre expresó que dicho cambio de rumbo no podría llevarse a cabo eligiendo a alguien que representase a los mismos con las mismas. Sin rodeos reivindicó que, dentro del abanico de 8 candidatos, él era el único que no representaba el reeleccionismo o continuismo de esa dirigencia que había que cambiar, para poder avanzar en las transformaciones suficientes y necesarias en el Departamento.

En ese orden de ideas, en algunas ocasiones donde el entonces candidato Aníbal Gaviria se dignó asistir a debates, Palau tuvo la oportunidad de decirle en la cara que sus nexos empresariales y políticos, así como algunas de sus prácticas de gobiernos anteriores, resultaban inconvenientes y eran altamente riesgosas para el devenir futuro del Departamento.

Los hechos hoy le dan la razón a Palau. En una compleja coyuntura crítica global por la pandemia de COVID-19, exacerbada en Colombia por la acelerada decadencia del régimen nacional, las primeras decisiones del Gobierno Departamental de Aníbal Gaviria han sido muy desafortunadas para el pueblo antioqueño.

La aprobación de un Plan de Desarrollo farragoso e incongruente, entre sus componentes estratégicos y presupuestales, que contó con el único y valeroso voto en contra de nuestro Diputado Luis Peláez en la duma departamental, tuvo como colofón la privación de la libertad del Gobernador el pasado 5 de junio.

No nos alegra el mal ajeno, ni la tragedia personal y familiar que hay detrás de la privación de la libertad de cualquier colombiano, ni mucho menos celebramos el cumplimiento de las advertencias de Palau en campaña. No obstante la realidad es ineludible. Aunque de manera apresurada la mayoría de los estamentos de la región cerraron filas en defensa del doctor Aníbal Gaviria y aunque sigue actuando como mandatario desde su lugar de reclusión, dando instrucciones y saliendo en medios, lo concreto es que casi 7 millones de antioqueños y antioqueñas se quedaron sin un Gobernador legítimamente electo.

Podría haber algún tipo de discusión acerca de si la medida de detención es excesiva o no, pero conociendo el expediente en detalle, el cual se ha difundido profusamente, la discusión debe radicar acerca de la irregularidad consistente en la celebración del “otro sí” para construir un puente que no hacía parte ni del contrato, ni de la vía y con unos contratistas que a la postre resultaron comprometidos en los peores escándalos de corrupción. No quedan bien muchos dirigentes antioqueños despachando el debate hablando simplemente de lo que consideran las eximias condiciones personales del Gobernador detenido y suspendido.

Como lo planteó Palau en campaña, Antioquia no merecía seguir en manos de una dirigencia más interesada en tapar sus problemas del pasado o en seguir aprovechando el erario para su capitalización. Mucho menos tener a un líder elegido en un certamen democrático para el primer cargo del ente territorial encarcelado. Desafortunadamente la realidad hoy es esa.

Como partido democrático y alternativo y como única fuerza declarada en oposición en la Asamblea de Antioquia, es nuestra obligación y responsabilidad comunicar una posición decente sobre la situación y plantear una salida congruente con la magnitud del daño que causa al departamento y a la sociedad antioqueña esta aparatosa e irregular situación:

• Abogamos para que el doctor Gaviria tenga un debido proceso, pueda concentrarse en su defensa y logre aclarar su situación jurídica frente a los delitos que le imputan.

• Conocidos los pormenores del caso por el que le suspendieron y privaron de la libertad, además de otros cuestionamientos en temas sensibles y delicados, por el bien de Antioquia consideramos que el doctor Gaviria debe presentar su renuncia al cargo, incluso en el caso de que la Corte Suprema de Justicia acepte su solicitud de suspender la medida de aseguramiento, de tal forma que pueda concentrarse en su defensa y para facilitar que un liderazgo fresco con un claro respaldo democrático en las urnas, asuma la conducción del Departamento.

• Simultáneamente con el nombramiento de un Gobernador(a) encargado, de la terna de candidatos que le entregó el Movimiento Significativo de Ciudadanos que inscribió al suspendido Gobernador, esperamos que el Presidente de la República dé la instrucción de facilitar la preparación de las nuevas elecciones atípicas, para llenar la vacante definitiva que dejaría la eventual y esperada renuncia de Aníbal Gaviria (gestionando todo lo correspondiente ante el CNE, la Registraduría y demás entidades involucradas).

• Llamamos a la sociedad antioqueña en pleno: es hora de dejar atrás falsos orgullos que nos impulsan a barrer la mugre bajo el tapete y superar la contracultura hipócrita del tapen-tapen, del dinero fácil como principal valor que todo lo justifica. Es hora de un nuevo pacto social por una #AntioquiaVIVA.

El interés superior de Antioquia debe primar por sobre las intestinas rencillas de los factores reales de poder tradicionales y sobre todo por encima de los problemas judiciales de quienes, a sabiendas de éstos, se hicieron elegir aprovechando su poderío económico y mediático. La coyuntura crítica por el #CoronavirusEnColombia, a la que se suma la decadente reacción del Gobierno nacional cercado por sus propios problemas jurídicos, sus erráticas decisiones en medio de la crisis y su invencible mediocridad, hacen necesario que Antioquia tenga un Gobernador con manos limpias y libres, para retomar el rumbo regional y asumir un liderazgo nacional que coadyuve a sacar el país del desbarrancadero.

Insistiremos hasta donde sea necesario y posible en invitar a que esta salida digna para el doctor Gaviria sea acogida por él sin necesidad de profundizar en las contradicciones. En el mismo sentido y sin demeritar al actual Gobernador encargado, Luis Fernando Suárez, si se insiste en dilatar la inconveniente situación de interinidad en detrimento de los intereses de Antioquia, recurriremos a los mecanismos necesarios y vigentes en nuestro Estado social de derecho, para garantizar que Antioquia tenga un gobernador digno, libre, legítimo y elegido legalmente por voto popular.

 

FELIPE PALAU

Excandidato a la Gobernación de Antioquia

JORGE GÓMEZ GALLEGO

Presidente Comité Ejecutivo Departamental del POLO en Antioquia y Representante a la Cámara

CLARA GIRALDO

Secretaria Comité Ejecutivo Departamental del POLO en Antioquia

LUIS PELÁEZ JARAMILLO

Diputado Asamblea Departamental de Antioquia del POLO