Declaración de oposición del Polo Democrático Alternativo al gobierno de Daniel Quintero Calle Alcalde de Medellín

Daniel Quintero sólo es una apuesta cosmética de renovación de la política tradicional, criterio que anticipó el Polo desde la campaña electoral del 2019, según explica detalladamente el grupo político alternativo en un documento anexo.

En el análisis recuerda que el exaspirante a la Alcaldía del partido en oposición, Víctor Correa, hizo intentos fallidos por tender puentes con quien presumía ser un candidato “independiente” y “alternativo”. Sin embargo, esa búsqueda nunca se logró materializar pues era evidente el desinterés y la ausencia de condiciones para suscribir un acuerdo que realmente promoviera un cambio profundo en la administración municipal y en el devenir de la ciudad.

Entre los hechos protuberantes que hoy confirman la sospecha del Polo, figuran la aprobación de un Plan de Desarrollo que reduce la inversión en sectores claves para la mayoría de la población y las áreas sociales. Este Plan condena a la desaparición nuestra vocación industrial a cambio de la ilusión de un denominado “valle del software”, redireccionamiento que convierte a la ciudad en una “maquila internacional con mano de obra barata”.

Señala la trayectoria política del hoy alcalde que da cuenta de su bajo nivel de coherencia; su marcada diferencia con otros mandatarios locales, que muy al contrario de él, han confrontado con valor civil las erráticas políticas del Presidente Duque, a quien Quintero “le ha servido de retaguardia”.

Resaltan su actitud autoritaria y estigmatizadora de la protesta social; repudian su desconocimiento de las organizaciones sociales y sindicales, con las cuales ni siquiera ha querido iniciar la negociación de sus pliegos de peticiones y su vergonzoso y antidemocrático intento de cooptar con paquetes publicitarios a la prensa local y nacional.

Enfatizan el engaño a los electores, pues ganó su voto enarbolando la bandera de una intervención profunda para acabar con la corrupción de la que supuestamente tenía conocimiento en el proyecto Hidroituango, anunciando una Gerencia Técnica para EPM y prometiendo la reducción de tarifas de los servicios públicos domiciliarios y a la postre nombró una gerencia de muy dudosa idoneidad, lo de la corrupción no pasó de ser una carnada electoral y ahora propone cambiar el objeto social de la empresa pública más importante de Antioquia, de forma ilegal y solo conveniente al capital financiero.

Para leer la declaración completa, haga clic en el siguiente enlace: DECLARATORIA DE OPOSICIÓN

Medellín, 13 de julio de 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.